PUEBLOS EN LUCHA Y RESISTENCIA

PUEBLOS EN LUCHA Y RESISTENCIA CONTRA EL SIONAZISMO E IMPERIALISMO . He incluido imagenes de los más significativos ahora mismo por la Realidad que les toca vivir: Palestina, Dombass en Ucranía, Sahara, Ayotzinapa (México), Colombia (Alto el Fuego roto por el Presidente Santos...que sólo quiere la paz de los cementerios como otros que ya conocemos demasiado bien), Andalucía y en particular el SAT en su Lucha por los Derechos de los Trabajadores Andaluces y de todo el Pueblo Andaluz siendo el Sindicato más represaliado de toda Europa, Pueblo Vasco y en particular ASKAPENA por los recientes intentos de ilegalización por su Internacionalismo y Solidaridad con los Pueblos Oprimidos... Pero no me olvido de los Pueblos Emergentes (creo se dice así) como Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, ...en su Lucha contra la Ingerencia extranjera SioNazi-Imperialista así como el fascismo de Derechas que opera desde dentro y también el Régimen Español Fascista que por cierto tanto tendría que aprender de todos los Pueblos y sus gobernantes a los que pretende dar lecciones de DDHH y Justicia algo que no conocen ellos ni por asomo (Régimen Español Fascista). Y tampoco me olvido de otros Pueblos en Lucha y Resistencia como el Peruano, Chileno, Brasileño, Sirio, Libanés, Iraní...

lunes, 2 de diciembre de 2013

VIENE EL LOBO Y VIENE A POR TODO Y A POR TODOS SIN EXCEPCION...

Y EL LOBO ES SIONISTA-YANKY, MAS SIONISTA QUE YANKY AUNQUE NADIE LO QUIERA  VER....
María Jesús García 

Aunque el Amigo que me lo reenvía menciona sólo a EEUU,  yo quiero recalcar que detrás está siempre Israel, que es tanto ó incluso más expansionista, colonialista, Fascista que EEUU  y además es quién realmente controla el Mundo por más que se diga de EEUU, la Banca Mundial es Judía por parte de las Familias Rorschildt (ó  como se escriba eso...) y Rockefeller, eminentemente judías al menos la primera de ellas, ..., las Multinacionales Mundiales son Lobbys sionistas ó judíos tanto me dá... , el Sionismo está infiltrado en el Congreso de los EEUU y es más en la Elite Bilderberg (si no busquen por este nombre ó por Nuevo Orden Mundial en google...) y tanto si el gobierno que sale elegido es Republicano como si es democrata estará financiado en su gran mayoría en sus Campañas Presidenciales por Israel para que defiendan siempre sus intereses... ; Israel por si algunos todavía lo ignoran colaboró con Hitler en ese Holocausto que tanto rentabiliza para enviar a las Cámaras de Gas a los judíos que se negaban a emigrar a Palestina para favorecer los intereses colonialistas e invasores del sionismo, Israel está detrás del Atentado Terrorista en el Hotel Rey David, Israel está detrás de la Nakba Palestina, de los Atentados de Deir Yassin, de las Masacres de Sabra y Shatila, de los Atentados del 11-con toda seguridad y probablemente también los del 11-M porque fueron planeados por la OTAN. Israel  es el mayor interesado en inestabilizar todo Oriente Medio para quedarse con todos los Recursos de la Zona y no solamente eso sino que también está tratando de invadir ya Argentina, Chile.... por supuesto la Ocupación Ilegal de Palestina desde hace al menos 65 años con la colaboración de la ONU y del Imperio Británico y es responsable de la Mayor Limpieza Etnica u Holocausto de toda la Historia. Es el mayor interesado en instaurar junto con EEUU el Nuevo Orden Mundial , en el cual eliminarían de diversas formas a gran parte de la Humanidad y los que sobrevivieran los tendrían exclavizados como jamás se vio en la historia, quizás incluso ni en los tiempos de la Exclavitud abolida por Lincoln. Pero mucha gente aún se niega a mencionar a Israel cuando se habla de Ocupaciones e Invasiones y Guerras Ilegales, cuando se habla de Crisis Mundial Económica y Social, cuando se habla de Armas Nucleares, cuando se habla de Peligro Mundial y cuando digo Peligro Mundial es porque Todos y Cada Uno/a somos victimas potenciales y podemos llegar en breve a ser victimas reales de Israel, no sé si unos por miedo y otros porque de una forma o de otra están pagados, están sobornados, están prostituidos...pues hay casi como una especie de Tabú que no se pudiera pronunciar Israel para no molestar al Montruo más grande de la Historia de la Humanidad....
...........................................

Entiendo que cada vez que se menciona a EEUU, los amantes y apatronados “cumpas” del sueño americano se persignen y hagan gargaritas de democracia y libertad.   También entiendo que algunos temen el jueguito del cuento del lobo.    Pero a pesar de todo, traten de despertar y lean lo que los yanquis dicen abiertamente.  Es o puede ser un tema viejo –para todos los eruditos que se leen todos los documentos-, pero es necesario (creo yo) re-publicarlo y re-enviarlo para ver si esta vez,  saca roncha. 
He incluido en el adjunto un resumen de todos los links a los documentos de santa fe, por si lo estiman necesario.
Vienen por todo y por tod@s, aunque vayan todos los domingos a misa y manden a sus hijitos a colegios particulares. - Contra el asqueroso presente vergonzoso: Ricardo

DOCUMENTO SANTA FE IV
AMÉRICA LATINA FRENTE A LOS PLANES ANEXIONISTAS DE LOS ESTADOS UNIDOS
Reproducimos a continuación el texto completo del
Documento Santa Fe IV titulado
“Latinoamérica hoy” y editado por James P Lucier a finales de 2000. Lucier señala que "los diplomáticos y expertos que crearon la imagen de la política de Reagan para América Latina en 1980 han elaborado los temas que la política estadounidense seguramente encare en los próximos cuatro años".
“El principal redactor-asesor es Roger W Fontaine -estrechamente ligado a Richard Allen, asesor jefe de Reagan para América Latina-, a quien se le suman el ultraconservador Lewis Arthur Tambs -de gran influencia sobre Bush padre y editor de "Santa Fe I"-, Gordon Sumner, David C Jordan,
Francis Bouchez, así como el general John K Singlaub -excomandante de las tropas estadounidenses en Corea del Sur y definidamente neonazi- y la viril Jeanne Kirkpatrick, delegada del gobierno de Reagan en la ONU.”+
PRÓLOGO
Por Fernando Bossi
Proyecto Emancipación - Comité Permanente Congreso Anfictiónico Bolivariano
Los documentos Santa Fe se han destinado a orientar ideológicamente la política de los Estados Unidos hacia América Latina.
Los anteriores documentos ya habían señalado el peligro de la confluencia entre el marxismo para latinoamericanos, la teología de la liberación y las fuerzas patrióticas revolucionarias. En esta nueva versión, el Santa Fe IV actualiza el análisis de las políticas de los Estados Unidos para América Latina a la luz de los nuevos movimientos populares que están abriendo otra vez un camino de liberación en nuestra Patria Grande.
Reafirmando los principios de la doctrina Monroe, este documento significa lisa y llanamente un plan de anexión de América Latina y el Caribe. De acuerdo a ese plan de anexión se trazan las estrategias y se definen los enemigos.
El informe ataca centralmente al Bolivarismo y al presidente de Venezuela Hugo Chávez -a quien se lo trata de castrista y amigo de las FARC-, señalando su papel en la revitalización de la OPEP y su acción por la unidad regional que obstaculiza los planes neocoloniales. También arremete contra el movimiento indígena del Ecuador, contra los luchadores por el agua en Cochabamba-Bolivia, contra los Sin Tierra del Brasil, contra la insurgencia colombiana y reclama el endurecimiento de la política contra Fidel Castro y la Cuba socialista.
El documento advierte que la administración anterior descuidó el control y adoctrinamiento de los militares latinoamericanos y exige un mayor control territorial, sosteniendo que fue un grave error devolver el Canal a Panamá.
Las organizaciones populares, militantes, intelectuales y personas comprometidas con la unidad y soberanía de los pueblos de América Latina y el Caribe tenemos la obligación de conocer a fondo el contenido de este plan y difundirlo.
Pero no sólo eso, debemos estrechar filas con la revolución pacífica y democrática que encabeza Hugo Chávez y apoyar mediante una solidaridad efectiva a todos los movimientos amenazados.
Es necesario coordinar nuestras acciones para fortalecernos mutuamente, profundizando los lazos de unidad. Es vital comenzar a planificar y concretar medidas comunes contra la política anexionista de los Estados Unidos.
Es necesario luchar sin descanso por la unidad de nuestros pueblos hacia la confederación de Repúblicas de América Latina y el Caribe.
Vamos a potencializar las enseñanzas de nuestra experiencia histórica, vamos a utilizar lo mejor de cada una de nuestras corrientes ideológicas revolucionarias (el marxismo de latinoamericanos, la teología de la liberación, los movimientos patrióticos anticoloniales), vamos a autoafirmarnos en nuestra identidad y diversidad cultural de pueblos indios, negros, blancos y mestizos.
Unidad, unidad, unidad. "Unidos seremos invencibles".
Simón Bolívar.

Ver documento completo



Subpáginas (1): Documentos de Santa Fe

El primero para Reagan, el cuarto para Bush

Nuevo documento de Santa Fe

Andrés Moreno - Brecha
En mayo de 1980 el Grupo de Santa Fe -por la capital del estado de Nuevo México- y la Heritage Foundation elaboraron un documento sobre las relaciones de Estados Unidos con América Latina. Estaba dirigido a Ronald Reagan en caso de que ganara en las elecciones presidenciales de noviembre, como ocurrió. Bautizado como "Santa Fe I", proponía líneas de acción que fueron aplicadas durante su gobierno.
A finales de 2000 vio la luz "Santa Fe IV", titulado Latinoamérica hoy y editado por James P Lucier, quien señala que "los diplomáticos y expertos que crearon la imagen de la política de Reagan para América Latina en 1980 han elaborado los temas que la política estadounidense seguramente encare en los próximos cuatro años". El principal redactor-asesor es Roger W Fontaine -estrechamente ligado a Richard Allen, asesor jefe de Reagan para América Latina-, a quien se le suman el ultraconservador Lewis Arthur Tambs -de gran influencia sobre Bush padre y editor de "Santa Fe I"-, Gordon Sumner, David C Jordan, Francis Bouchez, así como el general John K Singlaub -excomandante de las tropas estadounidenses en Corea del Sur y definidamente neonazi- y la viril Jeanne Kirkpatrick, delegada del gobierno de Reagan en la onu.

MILITARISMO E INTERVENCIÓN EN COLOMBIA.
El documento, de nítido pensamiento y análisis republicano, censura acremente a los presidentes demócratas James Carter y William J Clinton. Al primero por haber devuelto el canal a la soberanía panameña y al segundo porque "puso a Sudamérica en el estante trasero".
El tema militar aparece en primer plano a lo largo del documento. Ya Santa Fe I y II otorgaban a la cúpula militar y a la alta burocracia el carácter de gobierno permanente, a la vez que dirigían el esfuerzo a la captación de intelectuales. El primer punto de Santa Fe IV, referido a la seguridad nacional del país, reivindica el "papel del cuerpo militar estadounidense (...) en la educación y entrenamiento de los militares de nuestros vecinos hemisféricos". Alude a las escuelas de contrainsurgencia de las bases del Canal de Panamá, donde se formó en la doctrina de la seguridad nacional -que parte de considerar al propio pueblo como enemigo, en sustitución de su papel clásico en defensa de la agresión externa- el grueso de los dictadores militares del continente.
El documento destaca la vigencia del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (tiar, o Tratado de Quitandinha, Brasil, 1948), impuesto por Estados Unidos a los países latinoamericanos en los comienzos de la Guerra Fría y que estaba basado en el Plan Truman de militarización continental. Afirma que el Comando Estadounidense del Sur (southcom) "todavía es una institución viable", lamentando que sus cuarteles generales, instalados en las bases del canal, hayan debido ser trasladados a Miami, de lo cual culpa a Clinton y retrospectivamente a Carter por la firma del tratado de 1977 con Torrijos. Según el documento, "estos son los bloques básicos para la defensa del hemisferio".
La integración del gabinete de Bush y sus primeros pasos reflejan esa impronta militarista. El vicepresidente Richard Cheney fue secretario de Defensa de Bush padre durante la invasión a Panamá en 1989 y la Guerra del Golfo en 1991. Y fue jefe de Estado Mayor del ejército en esa última el actual secretario de Estado, general Colin Powell. El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, ya desempeñó dicho cargo bajo la presidencia de Gerald Ford entre 1975 y 1977. Bush inició su gestión visitando las bases militares, anunciando más gastos para la defensa y fundamentalmente que llevará adelante el proyecto de "escudo espacial" o "guerra de las galaxias", sin que parezca importarle que viola el tratado de abm de 1972 y que, resultado inevitable, relanzará la carrera armamentista mundial.
Con idéntico lenguaje la consejera de seguridad nacional Condoleezza Rice declaró, a la manera de los viejos tiempos, que Rusia es "una amenaza para Occidente" y se dijo "favorable a la intervención militar de Estados Unidos en el caso de un peligro confirmado o potencial para nuestros aliados". Para perfeccionar esa maquinaria de destrucción probada dos años atrás en territorio yugoslavo, la otan realizará maniobras navales en el Caribe bajo el mando de Estados Unidos con participación de Canadá, Dinamarca, Alemania, Holanda, España y Gran Bretaña. Estas se suman a las que Estados Unidos persiste en realizar en la isla de Vieques a pesar de la protesta generalizada de los puertorriqueños.
Algo ha cambiado en estos años. Las baterías apuntan a Colombia, ubicándola en el rubro de la lucha antidroga. Colombia y las farc ocupan en Santa Fe IV el lugar reservado en Santa Fe I a Nicaragua -recién triunfante la revolución sandinista-, a la guerrilla del fmln salvadoreño y desde luego a Cuba, que se mantiene como un riesgo permanente. Para justificar el nuevo blanco colombiano señalan que en 1998 se distribuyeron en las ciudades de Estados Unidos 165 toneladas de cocaína, cantidad que en 2001 alcanzará las 250 toneladas por lo menos.
El documento critica que "el gobierno de Colombia, en vez de establecer una guerra incondicional, ha elegido mantener conversaciones de paz". Luego le reprocha al presidente Andrés Pastrana -primer huésped de Bush en Washington, después de haberse reunido con Fox en Guanajuato- que no vincule las farc al narcotráfico. Dice: "(las farc) niegan estar envueltas en el negocio de las drogas. Sorprende que el presidente Pastrana respalde su postura planteando que 'no hay evidencia de que las farc estén en el tráfico de drogas' y que 'las farc siempre se han mostrado interesadas en erradicar la ilegalidad'".
Santa Fe IV condena incluso al exzar de la agencia antidrogas dea general Barry McCaffrey -reemplazado en el cargo desde el 2 de junio de 2000 por Donnie Marshall-, porque relativizó la relación entre guerrilla y narcotráfico. Y prefiere, en cambio, valerse de la opinión de otro alto funcionario de la dea, según la cual "si Estados Unidos fuera serio en la lucha contra las drogas proveería de los recursos y fondos necesarios para la lucha, usando métodos especiales que están disponibles para el gobierno".
La conclusión es categórica: "Estados Unidos debe poner punto final a una prolongada guerra viciosa". Algunos analistas -como Emilio J Corbière, en la revista argentina Noticias- sostienen que la única lectura posible del "punto final" es una intervención militar directa en Colombia. Mejor dicho: el incremento de la intervención, que ya se verifica a través de 200 asesores militares, la utilización de aviones y helicópteros para el espionaje y la fumigación indiscriminada, la activación de la base militar de Tres Esquinas, de la de Manta en Ecuador, de las de Aruba y Curação -donde se efectuarán las maniobras caribeñas de la otan-, todo lo cual experimentará una previsible intensificación con los 1.300 millones de dólares del Plan Colombia, destinados casi exclusivamente al armamentismo.

LAS BASES DEL CANAL.
Hay amargura, también nostalgia, en la referencia -en los dos capítulos iniciales- a la pérdida de las bases en el Canal de Panamá, y se sugieren medidas para volver a la anterior situación, desandando el camino recorrido por Carter y Clinton. Dice el informe:
"En el Canal de Panamá, Estados Unidos ha pagado vastas sumas para mantener el punto más estratégico del continente. (...) Los hechos son preocupantes. Los puertos en las terminales Atlántico y Pacífico del canal han sido puestos en las manos de Hutchison Whampoa Ltd, que tiene lazos muy fuertes con Beijing".
Añade que los izquierdistas, los liberales y sus aliados en el Departamento de Estado (sic) "han tenido éxito en asegurar que Estados Unidos no tenga presencia militar en Panamá", y lograron que las bases del tiar, del Comando Sur y de la Frontera de Defensa Interamericana (iadb) fueran trasladadas de Panamá a Miami, a pesar de su papel fundamental en la llamada "seguridad hemisférica". Siendo el canal un elemento geoestratégico para la seguridad nacional de Estados Unidos -punto dos del resumen del primer capítulo-, el informe concluye: "Sin una intervención fuerte del próximo presidente de Estados Unidos, esta política verá el final de todas estas modalidades y otras que la sostienen en bases regionales".
Estos puntos de vista son una constante de los documentos. Santa Fe I, por ejemplo, proponía incumplir los tratados Torrijos-Carter y colocar el canal bajo el control de la Junta Interamericana de Defensa (jid), así como enfilaba su artillería contra el gobierno de Panamá, contra Norman Manley en Jamaica, Maurice Bishop en Granada (invadida poco después), Forbes Burnham en Guyana, y proponía "lanzar una guerra de liberación contra (Fidel) Castro".

LA DOCTRINA MONROE.
El editor James P Lucier señala en la introducción que todo el documento se basa en la doctrina enunciada en 1823 por el presidente James Monroe, "América para los americanos". Formulación que la política exterior de ese país ha permitido traducirla como "América para los norteamericanos", fundamento geopolítico de más de un siglo y medio de intervenciones armadas al sur del Río Grande.
En 1912, el secretario de Estado Eliahu Root afirmaba que "hacia 1950 la frontera de Estados Unidos abarcaría el continente entero". Guillermo Toriello, ministro de Relaciones Exteriores guatemalteco que enfrentó al secretario de Estado John Foster Dulles en la X Conferencia Interamericana de Caracas en 1954 (anunciadora del derrocamiento violento del régimen democrático de Jacobo Arbenz), demostró que dicha doctrina es una mera declaración unilateral de Estados Unidos. Que carece de generalidad y reciprocidad, que invade la jurisdicción soberana de las repúblicas americanas y que nunca logró el consentimiento de éstas. No obstante se la usa como justificación, y sobre tan endeble fundamento se montaron los variados modelos para el dominio del continente. Y se sigue utilizando, según revela Santa Fe IV, contra Colombia y Panamá.
Hay más, no obstante. El informe arremete contra Venezuela y su presidente Hugo Chávez, vilipendiado como amigo de Fidel Castro y de las farc, por haber revitalizado la opep y porque se le atribuye la aspiración de "reunir la gran Colombia -Venezuela, Colombia, Panamá y Ecuador-, sin duda como una república socialista". Y también contra los defensores de derechos humanos que enfrentaron las "guerras sucias" en Chile y Argentina, los Sin Tierra de Brasil, los luchadores por el agua en Cochabamba, los chilenos que eligieron un presidente socialista, "los indios ecuatorianos que obligaron a dimitir a un presidente globalizante". Y por cierto -no podían faltar-, contra Cuba y Fidel Castro.

Los documentos de Santa Fe I y II
          
El “Documento de Santa Fe” fue preparado por gente dura, para uso de tipos duros. Profesores o mílites que despreciaban a Carter por ser blandengue y le culpaban de haber “perdido” el Canal de Panamá, Nicaragua y la isla de Granada, y de no haber hecho nada para “recuperar” El Salvador y Cuba, Angola, Afganistan y Etiopía.
http://noticiasdelarebelion.info/wapa/wp-images/blank.gifAl asumir Ronald Reagan la presidencia el 20 de enero de 1981, tenía perfectamente delineados los aspectos básicos de su futura actuación en los campos internacional e interior. Se proponía revertir los efectos del llamado “siíndrome de Vietnam” y de los deshonestos subproductos del escándalo de Watergate; desarrollar una política agresiva de “roll-back”, esto es, de recuperación de los espacios políticos, geográficos y estratégicos supuestamente perdidos por la débil y obsequiosa conducta de su antecesor James Carter; emprender un faraónico programa de armanmentismo, superador de todos los ejemplos precedentes y, merced al dinamismo que cuantiosos presupuestos inyectarían en la alicaída economía, obtener el respaldo doméstico que sobrevendría de una prosperidad sin fisuras, para sustentar una diplomacia capaz de afrontar todos los desafíos. Uno de sus compromisos electorales en 1908 fue: “Durante mi gobierno el comunismo no conquistará un sólo centimetro más de tierra y me propongo recuperar territorios y pueblos caídos bajo su férula”.
Por lo que respecta a Iberoamérica y el Caribe, uno de los grupos de presión de la nueva derecha conservadora le hizo llegar un texto programático destinado a llenar las lagunas que en la materia padecía el candidato. Se trataba del llamado “Documento de Santa Fe”, por la ciudad del estado de Nuevo México en la que habría sido pergeñado. Poco conocido, aunque permanentemente citado en apresuradas y parcializadas traducciones, tiene sobre todo el valor histórico de resumir la ideología troglodita de sus redactores civiles y militares y de haber adelantado con cierta precisión las orientaciones y objetivos que normarían la actuación de Reagan. Dudamos de que éste haya tenido la oportunidad y la capacidad para leerlo íntegramente. Para el caso le era suficiente una síntesis de una cuartlla, tal como se sabe que ocurrió con el artículo que Jeane J. Kirkpatricj escribió en la revista Commentary y que le valió que Reagan la designara su representante ante Naciones Unidas.
Del mismo modo, uno de los redactores del texto santafesino, Lewis Tambs, fue embajador en Colombia y más tarde en Costa Rica, donde se involucró profundamente con el apoyo a los “contras” nicaragüenses gracias a lo cual disfruto del dudoso honor de ser denunciado en el extenso informe de la Comisión Tower acerca del Irán-contragate. Otro redactor, Roiger Fontaine, fue temporalmente asesor del Consejo de Seguridad Nacional en temas latinoamericanos; un tercero, el militar Gordon Summer, asignado como asesor en el Departamento de Estado, dond produjo seudos informes prointervencionistas pletóricos de espíritu marical; y un cuarto, Robert Jordan, embajador en Perú.
El “Documento de Santa Fe” fue preparado por gente dura, para uso de tipos duros. Profesores o mílites que despreciaban a Carter por ser blandengue y le culpaban de haber “perdido” el Canal de Panamá, Nicaragua y la isla de Granada, y de no haber hecho nada para “recuperar” El Salvador y Cuba, Angola, Afganistan y Etiopía. Insultaban al presidente Jaime Roldós y al general panameño Omar Torrijos, este último el hombre que le ganó la partida diplomática y política a tres mandatarios norteamericanos sucesivos hasta hacerles aceptar la revisión del infame Tratado Hay-Bunau Varilla de 1903 y modificar siquiera en parte las leoninas condiciones de vasallaje que Panamá debió tolerar resignadamente durante más de setenta años.
¿Es puro azar, oscuro designio divino, mera coincidencia, que al año de redactado aquel iracundo texto, Roldos muriera en un extraño accidente aéreo y que dos meses más tarde tuviera un análogo fin inexplicable Torrijos? Las familias de ambos políticos siguen repitiendo que, aunque no pueden presentar pruebas, “saben” que no fue por fallas técnicas o humanas que los respectivos aviones se estrellaron. No fue tampoco una resolución repentina la que en octubre de 1983 condujo hacia Granada a la expedición de 15, 000 soldados de tierra, mar y aire de Estados Unidos y abatió la soberanía y la libertad del diminuto estado caribeño.
El mismo ánimo agresor, belicoso y hegemonista llevó a loa arrogante superpotencia a barrer con todas las normas y principios del derecho internacional en su actuación contra Nicaragua. Ni siquiera se detuvo ante la condena explícita y el anatema con nombre y apellido que dictó en su contra la Corte Internacional de Justiciade La Haya. Todos los derechos humanos fueron pisoteados en la guerra no declarada de Reagan: millares de muertos, heridos y desaparecidos; la económiadestruída, el modesto sistema financiero desbaratado; escuelas, hospitales, puentes, caminos, cooperativas agrarias fueron el principal objetivo de millares de mercenarios reclutados, organizados, adiestrados y financiados por agencias especializadas del gobierno de Estados Unidos en su multianunciado plan de desestabilización del gobierno revolucionario que se dió el pueblo de Darío, Zeledón y Sandino. Si se lee con atención el “Documento de Santa Fe” (el editado en 1980), se percibirá que a la luz de todo cuanto ocurrió y de lo que sigue sucediendo en Centroamérica, tiene allí la una connotación de fúnebre presagio. Sin excluir de la relación la tragedia que también comprende al pueblo y a la nación salvadoreños, víctimas del análogo sometimiento a la experiencia de la “guerra de baja intensidad”, designación técnica de comienzos de los años 80\’s que comprendería la política y estrategia reaganeanas del “roll-back” e Iberoamérica y en otros países del Tercer Mundo. Y sin olvidar tampoco la tragedia permanente de Guatemala. Ni los avatares y evoluciones agresoras contra Cuba y Panamá.
Precisamente estos dos últimos casos se tornan relevantes a los efectos de este prólogo general. Aunque Panamá “estallo” como tema de preocupación para Estados Unidos ya avanzada la presente década, Cuba nunca dejó de seguir en la mira ni en la línea prioritaria de fuego. Los “Documentos de Santa Fe” de 1980 y 1988 dan acabada prueba de ello. En el primer caso Reagan procuro corregir y revertir las principales cláusulas de los Tratados Torrijos-Carter que obligan a Estados Unidos a evacuar totalmente la Zona del canal en un plazo que vence al mediodía del 31 de diciembre de 1999.
El texto fue obtenido de la edición comentada de “Los Documentos de Santa Fe I y II” escrita por el combativo periodista Gregorio Selser y publicado por la Universidad Obrera de México. Recomendamos ampliamente su lectura. Próximamente publicaremos también el Documento de Santa Fe IV publicado en el año 2000.


 Quiero decir que aunque en algunos videos de éstos mezclan de mala manera a personas que son totalmente anti imperialistas y antisionistas, como puedan ser Lideres Políticos de Venezuela, C uba, Bolivia,...en absoluto comparto la idea de que estos lideres tengan algo que ver en el Nuevo Orden Mundial.  Los únicos realmente culpables serían EEUU e Israel y todos los gobiernos que doblan ante ellos sus rodillas y se prostituyen a los intereses sionistas -imperialistas por las razones que sean, de dinero, poder , prestigio, influencia... como los gobiernos de Arabia Saudita, Qatar, Turquia,...y gobiernos europeos como el de España por citar el ejemplo más cercano y vergonzoso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Son Bienvenidos todos los comentarios, realizados dentro del respeto a la Justicia y DDHH, y que no impliquen palabras ofensivas contra Personas y Colectivos ó Pueblos por razón de su raza, etnia, cultura, género, etc. Espero no se hayan encontrado con problemas a la hora de dejar su comentario porque no existe ni moderación de los mismos al menos hasta ahora, ni palabra clave, ...La única traba que se pueden encontrar y no es achacable al titular del Blog sino a los mismos Sres de Blogger que se toman de vez en cuando atribuciones que no les corresponden como decidir si dejan ó no publicar un comentario únicamente porque a ellos les agrade o desagrade lo cual es CENSURA pura y dura, pero como en Blogger igual que en otras redes o servidores de Internet siempre se cuelan los indeseables SioNazis e Imperialistas ...en fin, que si es así no dejen de cualquier forma de intentar dejar su comentario ó escribirme a mariajesusgrc1@gmail.com y yo intentaré arreglar las diferencias con los impresentables de Blogger, ya que sólo a mí como titular del Blog me corresponde el Derecho de Decidir si un comentario es adecuado o inadecuado. Gracias.